domingo, 29 de abril de 2012

Lobitos buenos y piratas honrados... Carta a Goytisolo


Mi mamá me cantaba uno de tus poemas "érase una vez un lobito bueno". Era mi favorita. Crecí con esa sensación de que los mitos podían ser superados por las utopías. En un mundo en donde la poesía puede cambiar las cosas. Donde la razón, la palabra y la honestidad no tienen oponentes. Pues bien, me gustaría, contarte como están resultando ser las cosas al empezar este milenio:

Querría decirte que los piratas honrados han llegado, se llaman hackers, y están luchando por los derechos de la privacidad personal y la libre circulación del conocimiento. Hay mucha gente dando lo mejor de sí mismos de forma desinteresada. De hecho se ha creado la ética hacker, un código moral basado en la cooperación y el libre conocimiento. También hay piratas que no derrochan honradez, pero esos están en todos los ámbitos, ya lo sabes, no es cosa de ahora.

Lo del lobito bueno... Es la metáfora que más me cuesta interpretar. Yo siempre he visto a los lobitos como buenos. Pero es verdad, sí que existe un arquetipo sobre el lobo, que lo tacha de sibilino. Un mito más. Hoy sabemos que el lobo es un cooperador nato. Que ha sufrido de la injuria y la falsa acusación como exterminador de ganado. Hoy es preciado cómo una especie esencial para mantener el equilibrio en los ecosistemas. Su mera existencia es signo de salud, de que las cosas se han hecho bien. Si no hay lobitos buenos, es que hay varios hombrecillos que no son tan buenos.

¡Ah! sobre los Príncipes malos, no hay duda. Prínicipes, Condes, Duques, y hasta el Rey. Puedes elegir en todo el rango. En este siglo ha quedado claro que la maldad no distingue entre castas ni noblezas.

De brujas hermosas he conocido unas cuantas. Son brujas y brujos que se oponen a la inquisición. Son brujas que conocen la tierra, que cuidan a la gente, la naturaleza. De hecho menos mal que la sociedad se está enriqueciendo en brujas hermosas, porque los elegantes banqueros, pulcros sacerdotes y honestos políticos siguen prometiendo sin hacer mucho por los demás.

Como ves, ahora no hace falta soñar para ver lo que para ti era un mundo al revés. De todos modos tu utopía y poesías están presentes. La creatividad de la gente es envidiable, estarías más que satisfecho de cómo la gente captó tu mensaje y le canta a la injusticia con utopías e ironías.

Entiendo que acabaras tu vida por decisión propia, hoy quizá no hubieras mudado tu decisión. Pero cada vez más, nuestro destino está en el de los demás, nuestro futuro en la propia Vida, y nuestra dignidad en la de todos.

¡Ah! Y no se puede fumar en los bares ¡No te lo creerías!


El poema original:

Érase una vez
un lobito bueno
al que maltrataban
todos los corderos.

Y había también

un príncipe malo,
una bruja hermosa
y un pirata honrado.

Todas estas cosas

había una vez.
Cuando yo soñaba
un mundo al revés.



Link al poema cantado por Paco Ibáñez

Imagen tomada de aquí

2 comentarios :

  1. Estaba buscando este poema que recordaba vagamente de mi infancia. También era uno de mis favoritos, y aunque nunca he analizado en profundidad como tu el por que lo era, al leer este blog he recordado la sensación que me producia. Muy bueno

    ResponderEliminar